jueves, 25 de enero de 2018

Reseña: Tirando el anzuelo

Tirando del anzuelo
Título:Tirando el anzuelo (Gideon's Cove #1)
Autor: Kristan Higgins
Editorial: Harlequin Iberica
Páginas: 384

Sinopsis

La suerte de Maggie Beaumont estaba a punto de cambiar. Hasta ese momento era conocida por sus fracasos sentimentales: su primer novio había roto con ella presentándose en el pueblo con su nueva novia. Y después se había enamorado de un maravilloso irlandés que resultó ser el padre Tim, el nuevo párroco de Gideon’s Cove. Pero la salvación de su vida romántica había llegado encarnada en Malone, un atractivo, aunque hosco, pescador que, bajo un duro caparazón, escondía un corazón de oro. ¿Se convertiría esta captura en el alimento para toda una vida?


Reseña



Kristan Higgins es una de mis autoras consentidas de comedia romántica y como algunos de ustedes saben me gusta leer de vez en cuando los libros de Harlequin. Son historias cortitas, entretenidas y botaneras. Lo malo es que de este lado del charco encontrar los libros de esta autora en este sello cuesta un riñón. Por fortuna este ejemplar lo conseguí en un intercambio en La Quedada Bloguera.

Aunque en un principio fui feliz con mi lectura, la verdad es que me decepcionó un poco, en primera porque no hice buenas migas con la protagonista que se pasa de buena, es algo metiche y su desesperación por encontrar un novio la hace patética. Segundo por la madre de la protagonista que no deja de recordarle que es una solterona, que debería dejar de ser una simple cocinera y explotar el título universitario que tiene.

Maggie es un imán para el cotilleo, contrario a su hermana gemela que ya está casada y es madre de gemelas. Maggie ha llegado a un punto culminante, no solo porque se enamoró del nuevo sacerdote, haciéndola blanco para más chismes y para más inri hasta el padre O'Shea comienza a hacerla de casamentero.

Resumiendo es un libro para contar las penas amorosas de Maggie y es gracias a uno de tantos candidatos horripilantes que le presentan que llega a trabar una extraña relación con Malone, un pescador de langostas divorciado que es hosco, callado y poco sociable.

De entrada esta relación me pareció forzada, no entendí de donde surgió la atracción por parte de Malone hacia Maggie, sumado a su mutismo y aislamiento me costó asimilar un romance entre ese par. No le vi gran química y creo que le faltó más profundidad al personaje masculino.

Y dejando de lado el meollo romántico hay una escena desgarradora en el tercio final del libro que me mantuvo llorando como Magdalena, la gente incluso se me quedó mirando. Solo puedo decir ¡ay Colonel! *corre por los pañuelos* esa escena me trajo recuerdos dolorosos y era inevitable no sentir empatía con Maggie.

Entonces entre mi agonía final, la combinación de las desgracias de Maggie, la madre metiche y un pescador trágico, creo que ha sido una lectura que deja bastante que desear. Al menos no puedo quejarme de que me haya salido caro el ejemplar.

Conclusión: Un libro con mucho cotilleo romántico de por medio y una protagonista que desespera bastante. Kistan Higgins no llegó a conquistarme como con otras obras suyas, sin embargo no pienso que sea un libro malo, simplemente queda superficial.

Historia: 3/5
Narración: 4/5
Personajes: 2/5
Acción: 3/5
Drama: 4/5
Misterio: -/5
Romance: 1/5


TOTAL: 3

7 comentarios:

  1. Hola querida Viry, creo que estamos ante un caso de pateticus protagonistus, así que la dejaré pasar jaja.
    Mil gracias por la reseña chica. Lástima que no fuera lo que esperabas.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. ¡Viry, hola!
    La novela no me llama la atención, y entre que es difícil de conseguir y tu opinión, creo que la descartaré. Por otra parte, el perro que aparece en la portada se ve bien lindo :3 Dan ganas de cargarlo y abrazarlo <3
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Pues pese a tener una buena premisa no me agrada del todo lo que comentas de los personajes sobre todo esa desesperación por encontrar novio de la protagonista, así que este por esta vez lo voy a tener que dejar pasar, pero muchas gracias por la reseña.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Creo que de esta novela voy a pasar, que las protagonistas metiches me fastidian lo suyo. Un beso, espero que tengas mejores lecturas.

    ResponderEliminar
  5. Creo que te ha pasado como Omaira y a mí, que tanto leer te ha vuelto exigente...No es el tipo de lectura que hubiera elegido, la trama tenía una pinta de predecible total, y por otra parte, están esos mensajes subliminales de este tipo de novelas de que una mujer solo puede ser feliz si encuentra un hombre que la quiera. Definitivamente, la madre de la protagonista no la soportaría ni en pintura.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes razón, últimamente he estado tiquismiquis con las lecturas y todas me parecen tan obvias, sobre todo las juveniles.
      Algunos libros como Nieve como cenizas, La maldición del ganador o Cero se repite siempre ya no me parecen tan innovadores. Son fórmulas que ya he visto antes y que probablemente si hubiese leído hace algunos años me habrían gustado más.
      En este caso es curioso como a pesar de que me gusta el romance, encontré odioso que la protagonista se aferrase a una relación para ser feliz. Me molestó como dices el mensaje subliminal de que sin un hombre no puedes alcanzar la cúspide de la felicidad, que estar soltera te hace fracasada.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Hola :D
    Creo que paso completamente de este libro xD No puedo yo con las protagonistas tan desesperadas, pero lo que de verdad no soporto es cuando van comparándose con los amigos o los hermanos. Entiendo ese sentimiento, lo he vivido y no puedo reprocharles eso (a veces es inevitable para uno hacerlo, hasta que llegas al fondo), pero precisamente porque paso de vivir eso de nuevo, no lo leería xD
    Buena reseña.
    Saludos amiga :D

    ResponderEliminar

Diseñado por Viry Ivashkov para La Bibloteca del Inframundo