viernes, 7 de febrero de 2020

Reseña: La velocidad de la noche

La velocidad de la nocheTítulo: La velocidad de la noche
Autor: Chris Howard
Editorial: Puck (Ediciones Urano México)
Páginas: 384

Sinopsis

Tetra: una peligrosa droga que proporciona a los usuarios velocidad y fuerza sobrehumanas durante nueve minutos. Pero mucho cuidado, porque entraña también grandes peligros. A partir de los dieciocho años, el cuerpo humano no resiste sus efectos. Alana: una joven heroína, potente, compleja, rebelde. Alana no necesita que nadie la rescate. De hecho, forma parte de la unidad encargada de perseguir a los jóvenes delincuentes que utilizan Tetra para el crimen. Criminales como los que provocaron la muerte de su hermano. Una cuenta atrás: Alana pronto cumplirá dieciocho años. Si para entonces no ha conseguido encontrar a la persona que dejó a su hermano en silla de ruedas, tendrá que renunciar a vengarlo y también a la droga. Un juramento: Alana está dispuesta a todo con tal de cumplir su promesa. A todo. Incluso a infiltrarse en la misma organización que tanto detesta y hacerse pasar por una de ellos. Tal vez a descubrir que no son lo que parecen. Ni tampoco ella. 


Reseña



Les debo esta reseña desde hace tiempo, peeero el libro no es muy de mi estilo y tampoco me gustó mucho que digamos.

Antes de que continúen leyendo la reseña los invito a que le echen un vistazo a la sinopsis que está acá arriba. Lean las líneas marcadas en amarillo, para aclarar el hermano no está muerto jaja. Únicamente quedó en silla de ruedas y no es spoiler. Es la razón que mueve a la protagonista a atrapar a los malos.

La historia narra las aventuras de Alana West, una chica de 17 años que trabaja para la URT (Unidad de Respuesta Tetra) los chicos buenos que intentan detener a los bólidos (corredores ilegales y consumidores de la droga Tetra).

Dicha droga únicamente la pueden consumir los adolescentes, siendo el límite de edad los 18 años, el autor no explica claramente porque solo los adolescentes la sintetizan sin peligro alguno. Se menciona que cerca de los 18 años los usuarios manifiestan fuertes dolores de cabeza, similar a una migraña. Si ellos deciden no hacer caso a la advertencia y consumen más tetra, mueren.

Los efectos sobrehumanos que les otorga son perfectas para los robos a grandes escalas. Es un círculo vicioso, los bólidos roban para poder pagar la tetra y el traficante necesita más consumidores. Desatando el caos en la ciudad.

La cuarta dimensión se precipita como una lluvia de rayos de luz a mi alrededor. Todos los átomos libres de mordazas, todos los colores desbocados. Los edificios se convierten en buques de guerra, erizados de torretas y cañones. Pero también son lápidas del cementerio de una raza extinguida de gigantes. Y arriba hay un abejorro de acero, un helicóptero de la URT, con su cámara y sus armas apuntando hacia donde yo debería estar[...]

El meollo del libro es que la protagonista es acusada de asesinato, por ello debe esconderse y a su vez infiltrarse con los bólidos para averiguar la identidad de Mobius, el distribuidor de la droga tetra. Dentro del cuartel enemigo se da cuenta que esos adolescentes también tienen sus motivos para robar y consumir la droga. Así que su misión ya no será tan sencilla, pues comienza a sentir cierto interés romántico por un chico.

Hasta ahí un resumen general del libro, ahora viene el porque no logró convencerme la historia.

1. Los personajes son completamente planos.
2. La trama es muy básica. La traición y conspiraciones eran tan obvias.
3. Un final predecible.

El libro no está mal escrito, su autor describe muy bien los efectos de la droga y la dependencia a la sustancia. Las secuencias de acción tampoco están mal. Pero para mí, es un libro que no sobresale entre tanta novela juvenil. No encuentro algo memorable en la historia.


Los personajes difícilmente crean empatía con el lector. Son demasiado estereotipados, Alana es la típica justiciera que trata de acabar con el mal y de paso cumplir con su venganza. Hay un interés amoroso fugaz y muchas secuencias de acción, otras tantas dramáticas pero que carecen de profundidad.

Es un libro demasiado simple, lleno de clichés. En consecuencia la lectura fue desesperante y agónicamente lenta, lo cual es irónico para el título jaja.

Tal vez a alguien que le resulte emocionante, de hecho busqué reseñas para ver si era yo la única quejosa que le hacía fuchi al libro. Halle un par que lo dejaban en una lectura regular y otros tanto como entretenida...Yo solo sé que escribir esta reseña fue terapéutica y la recta final de mi contacto con el libro :) jaja.

Conclusión 1: Las drogas son malas :V
Conclusión 2: La velocidad de la noche es una novela juvenil de narración sencilla, técnicamente bien escrito pero que carece de profundidad.


Calificación:

Historia: 2/5
Narración: 4/5
Personajes: 1/5
Acción: 3/5
Drama: 1/5
Misterio: 1/5
Romance: 1/5

TOTAL: 2

*Gracias a la editorial por el ejemplar

3 comentarios:

  1. ¡Hola! Siento que no te haya convencido pero entre lo poco que te ha gustado y que no lo veo de mi estilo, seguro que no me animo con él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola? La verdad es que es una trama bastante original para el ámbito literario, aunque un poco quemado en el cinematográfico.... Es una toda una lástima el hecho de que no te haya terminado de gustar, eso siempre deja un mal sabor de boca :(
    Espero que tu siguiente lectura sea completamente lo contrario.
    Un saludoo

    ResponderEliminar
  3. Me parece que es igual que Nerve, que tiene potencial, pero el toque excesivamente juvenil y la falta de profundidad hacen que no valga nada. Uf. Paso olímpicamente, y es que lo de la droga me llama la atención. Oh, y me parece fatal que no se explique por qué es solo hasta los 18... Y lo de la sinopsis, sin comentarios.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Diseñado por Viry Ivashkov para La Bibloteca del Inframundo