miércoles, 19 de junio de 2019

Reseña: Damisela

DamiselaTítulo: Damisela
Autor: Elana K. Arnold
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 312

Sinopsis

El rito ha existido desde que se tiene memoria: cuando el príncipe heredero al trono llega a la mayoría de edad, debe aventurarse en las tierras más inhóspitas, matar a un dragón feroz y rescatar a una damisela que será su prometida. Así es como ha sido siempre.
Sin embargo, cuando Ama despierta en los brazos del príncipe Emory, ella no sabe nada de esto. No tiene recuerdo alguno de lo que sucedió antes de ser capturada por el dragón, o de los horrores a los que debió enfrentarse en su guarida. Ella sólo conoce a este atractivo príncipe, la historia que él cuenta de su rescate y el destino que le espera a su lado.
Pero tan pronto como pasa la primera noche en el reino de Harding, comienza a darse cuenta de que no todo es lo que parece, que hay muchos misterios desconocidos acerca de las leyendas de los dragones y las damiselas en peligro, y que las mayores amenazas para su vida empiezan a partir de ahora.


Reseña


Un dragón y una damisela forjan la corona de un rey.

Hoy les traigo la reseña de un libro que no solo me ha decepcionado, he alucinado y no estoy de acuerdo con el mensaje de este.

Cuando la editorial lo anunció atrajo mi atención, los retellings son como un placer culposo lo confieso. Así que cuando tuve la oportunidad lo pedí para reseña e incluso hice una LC con mi amiga Iris de Sweet Darkness.

La historia narra las desventuras de la trágica Damisela Ama, quien fue rescatada de las garras de un terrible dragón por un apuesto y gallardo príncipe que planea desposarla. La narración es en tercera persona y los capítulos al menos son breves.

Su contraparte masculina, el príncipe Emory es el heredero al trono del reino de Harding, como lo dicta la tradición, para que él pueda ser rey debe matar a un dragón, rescatar la Damisela y regresar a su reino para casarse. Lo curioso como morboso de la tradición es que está prohibido hablar sobre los dragones y como matarlos, así que cada príncipe se las debe ingeniar.


Emory logra su cometido y así es como conocemos a Ama, que se despierta desnuda, sin memoria, a merced de un príncipe que dice haberla rescatado y que la convertirá en su futura esposa, para que engendren un hijo y reinen felices por siempre jamás. Decir que el personaje de Ama fue desesperante es poco. No solo es pasiva, es sosa. Entiendo que está vulnerable, sola y sin identidad propia. Por eso es que se muestra sumisa durante la mayor parte del libro. Pero es obvio que es un personaje poco consistente.

Las Damiselas son un legado etéreo, sin memoria, sin pasado, sin familia. Acepte su nada, mi señora, y rece para que así permanezca.

Por otra parte Emory pese a su aspecto atractivo, es un personaje dominante. Impone y moldea a voluntad a Ama. Elana nos lo pinta como la peor clase de compañero que puede tener una mujer. No solo sucumbe a los deseos carnales, ni siquiera es capaz de aceptar sus errores y piensa que la mujer fue creada con la finalidad de obedecer y engendrar.

Como pueden leer la trama es un símil a las clásicas historias de cuentos de hadas donde la doncella es rescatada por un príncipe. Haciendo hincapié en el transfondo machista de esos viejos cuentos y del sufrimiento del que son objeto las mujeres por parte de los malvados hombres.

Era un hombre que sostenía la vida en sus fauces como un perro a una pierna de cordero ahumado: con devoradora avaricia y absoluto placer.

Entiendo el mensaje que trató de dar la autora, otros tantos han usado los cuentos de hadas de manera inteligente para ejemplificar la lucha de las mujeres y su superación. Que no es necesario que las rescate un príncipe, ni necesitan casarse para ser felices :V. Pero Elana K. Arnold no es sutil, su novela me parece agresiva y llena de muchos absurdos.

No solo retrata al hombre como una criatura vil, dominada por sus deseos más primitivos y cuyos actos siempre tienen una doble intención. Son cavernícolas que cazan para sentirse superiores y  que además poseen tres poderosas armas: su mente poco aguda, una espada y su portentosa virilidad. 

Soy mujer y supongo que debí sentirme conmovida e identificada con la figura oprimida de Ama. Crear un lazo de empatía con ella y retorcerme con la agonía de la pobre Damisela. ¡HA!

Lo siento, realmente no pude conectar con Ama ni con la historia. Platicando con algunas amigas, todas confesamos que en algún punto de nuestra vida hemos sido blanco de agresiones por parte del sexo masculino. No por ello los odio, sé que hay muchos hombres perversos que hacen de este mundo un infierno para nosotras. 

También soy consciente de todas las injusticias que sufrieron nuestras predecesoras por obtener el derecho al voto, de su incansable lucha por mejorar las condiciones de trabajo o tan solo por disfrutar libremente de su sexualidad.

Sin embargo, considerar que todos los hombres son malos y todas las mujeres víctimas es una ideología poco acertada. Y esto es claramente lo que a mí parecer da a entender la novela. Porque su autora en ningún momento le da la oportunidad de redención a los hombres. No aprenden, no escuchan y raramente ofrecen libertad de elección a la mujeres. Es un retrato extremista y poco lógico.

Mi hermano incluso se acerco a ver que estaba leyendo, porque o bien me reía o bufaba con las frases machistas del libro. Le conté a grandes rasgos la historia e inmediatamente dilucidó el origen misterioso de la Damisela. 

Luego con las frases de macho men se desternilló de la risa y me dijo que era hilarante como arcaico que se retrataran ese tipo de pensamientos en un libro publicado en esta época. Que era aún más desconcertante que una mujer lo hubiese escrito, porque ni siquiera a él se le han cruzado por la cabeza esas ideas. Cito sus palabras "no soy tan bestia como para creer que una mujer solo sirve para concebir y criar".

[...] crear es algo que les corresponde a los hombres. A los hombres les corresponde tomar decisiones, les corresponde hablar. Es tu lugar escuchar, seguir y criar. ¡Y esas no son cosas pequeñas! Porque sin mujeres para escuchar, ¿cómo podrían ser oídas las palabras de los hombres?

Ya para ponerle la guinda al pastel, hay una escena bizarra. Mi hermano, Iris y yo nos carcajeamos de lo lindo con una parte de ella, pero fue grotesca. Juro que intenté procesarla con una mente abierta, darle forma, comprendo el simbolismo de la escena (la violación y el sometimiento a través del sexo). Pero, pero... así no se puede ser serio jajaja. 

Discrepo totalmente con la premisa de este libro. Creo que el respeto va dirigido a ambas partes, por ello no creo que aporte ni genere un impacto positivo en el lector. 

Ahora ¿Damisela tiene algo que me haya gustado? sí, la ambientación y descripciones. Me encantó la idea de la muralla con ojos (perturbadora y cute <3), todos esos detalles tétricos le van aportando un toque personal y oscuro a la historia. Además Elana provoca cierta nostalgia con los escenarios tan pintorescos, evoca aquellos viejos cuentos de hadas con los que crecimos. Lástima que le diera más peso a la lucha de la supremacía femenina.

En cuanto al final fue predecible, se intuía desde las primeras páginas. Lo bueno es que es un libro autoconclusivo  y no hay continuación.

Conclusión: Damisela es un cuento de hadas feminista. No es un libro que recomiende para todo el público, yo tengo un gran conflicto con su contenido. Además creo pertinente advertirles que hay un par de escenas para adultos. Por eso mismo lo dejo a su elección, puede que a alguien le resulte atractiva la novela.

Calificación:

Historia: 1/5
Narración: 3/5
Personajes: .5 /5
Acción: 1/5
Drama: 1/5
Misterio: 1/5
Romance: 0/5

TOTAL: 1


*Gracias a la editorial por el ejemplar


PD. Cuidado con los príncipes :P

6 comentarios:

  1. Reí de lo lindo con tu reseña XD y es que, aunque disfruté el libro porque he decidido dejar de rabiar contra el feminismo para no afectarme la vesícula.Gracias. Si pude notar todos esos mensajes y el del "sometimiento" mediante el sexo fue la cosa más bizarra de la vida, especialmente por la forma tan wtf en como ocurre.

    En fin, creo que si la autora no se dedica a despotricar contra el sexo masculino creo que tiene potencial para grandes historias, su pluma es bastante bonita.

    ¡Genial reseña Viris Viris! <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Tiene algo que me llama pero tampoco lo veo un libro que me llame en exceso así que en principio no me animaré con él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. XDDD tenía ganas de leer esta reseña desde tu publicación de Facebook XD
    Nop, nop, nop y definitivamente nop XD
    Fue tanto mi WTF que todo mi grupo de juegos ya sabe la primicia extraña de el libro XD no creo que lo lean pronto XD
    Seguiré riendo por aquí~
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡JAJAJAJA! "Así no se puede ser serio" xD JUSTO ESO. Juro que cuando leí eso tuve que volver a leerlo mientras fruncía el ceño y no sabía si la imagen que esas palabras estaban formando en mi cabeza era la correcta.
    Y es cierto que hay cosas que se "salvan" por decirlo de alguna manera, que buscan darse a entender y criticar, pero otras que, ay Dioses...

    Abrazos :3

    ResponderEliminar
  5. Vaya, me ha sorprendido tu reseña, pues hasta ahora solo había leído acerca de lo feminista que era el libro y cómo la autora usa la exageración para criticar el machismo de esos cuentos. Casi me tientas a leerlo solo para valorarlo por mí misma, pero uf, pereza, va a ser que paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no lo leas no aporta gran cosa. A mí me pareció ofensivo, como esos chistes machistas que pululan por ahí.
      Si sientes curiosidad podrías esperar a que llegara a tu biblioteca mágica xD
      No creo que sea la manera correcta de abordar el tema ni mucho m

      Eliminar

Diseñado por Viry Ivashkov para La Bibloteca del Inframundo